Escribiendo en linea....

La realidad no existe ni merece ser contada...

viernes, 6 de enero de 2017

Eslabón 9: Sobre el "debe y el haber"...

Yo cuento cuentas... cuento cuentos... cuento pasos... cuento cartas... cuento pestañeos... cuento atardeceres... cuento películas... publicidades... baldosas... tejas des-tejadas... rayos en las tormentas... estrellas fugaces... bingo... lotería... tarjetas rojas y amarillas... autos "escarabajo"... perros que me ladran... perros que me ignoran... nubes que me pasan... sueños estúpidos... sueños razonables... sueños tristes... sueños aterradores... cuento gente que saludo... cuento solo esperando que me salga "hecho"... sin cuentas pendientes en mi "debe y haber"... Algunos opinarían que es aburrido... podría contarlos, pero en realidad serían muchos y no merecerían tanto... Ellos, simplemente, ignorarían las deliciosas cuentas que yo me haría contigo... Si fueran cuentas de un collar, probablemente, a razón de un 99,9 por ciento, mis cuentas dirían que lograría el collar más largo del mundo... Si durmiéramos juntos probablemente contaría tus suspiros y hasta podría promediar su intermitencia... y clasificar cuántos fueron de gusto y cuántos de miedo o rabia... si viviéramos juntos contaría tus estados de ánimo y el tiempo promedio en sus cambios, mejor que un horóscopo chino... (bueno, eso lo haría cualquiera)... también contaría tus palabras... las que dirías en una oración... las que esconderías en un "ah, bueh...", y todos los "a ver" con los que te tomarías un tiempo para cerrar ideas. Pero tampoco desearía ser fastidioso, así que tendría que contar todas las veces en que debería silenciar mis cuentas... y no decirte que es tu onceava sonrisa del día y que cada una de ellas fue encantadora... tampoco debería decirte que el tic de tus dedos se está agravando y que pasamos de un promedio de 100 al día a 200... también debería silenciar las cuentas de las veces en que te asustaría encontrarme... o de todas las sonrisas que se transformarían en muecas al mirarme... (igual serían encantadoras); o del tiempo que te tomaría amarme, des-amarme, tenerme miedo y escaparte. Estaría demás decir que debería silenciar la cuenta de tus suspiros cuando por fin me apoderase del último... Sabrías bien, para ese entonces -aunque tampoco te contaría- que no podría dejarte sin haber terminado las cuentas contigo... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario